Twilight-saga

Foro sobre la saga de Stephenie meyer
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Fan Fic- COmienzo de una gran historia-

Ir abajo 
AutorMensaje
Leah Clearwater

avatar

Cantidad de envíos : 603
Edad : 28
Localización : En el bosque
Fecha de inscripción : 11/11/2008

Personaje
Alimentación:: Normal
Especie:: Licántropo
Nombre:: Leah Clearwather

MensajeTema: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Mar Dic 30, 2008 11:43 pm

A pesar de que no sé qué titulo ponerle a mi Fic pongo ese mismo xDD espero que me ayudeis a ponerle alguno!!^^ Y claro está espero que les guste! UN beso muy fuerte!! ^^

Mi historia comienza cuando decidí irme a estudiar a EE.UU con tan solo 17 años. MI primer día de universidad. Puede que os resulte raro que a los 17 años valla a la universidad pero es porque los cumplo en noviembre.
Llegué en septiembre a la universidad de Yale, situada en la ciudad de New Haven, en el estado de Connecticu. Allí podría estudiar lo que quería, medicina y claro está perfeccionar mi inglés. MI primer día en la universidad fue estupendo. No tuve que presentarme puesto que allí todos éramos nuevos, bueno, exclusivamente yo.
En la clase de bioquímica me puse sola en una de las mesas de laboratorio, aunque poco rato después aparecieron un par de chicos y una chica que se pusieron en la misma mesa. Los observé en silencio, y saqué un folio con un bolígrafo. La chica se inclinó un poco y dijo:
-Eres nueva, ¿verdad?- sonrió mirándome-
Asentí con una pequeña sonrisa.
- En clase de bioquímica solamente tienes que escuchar. Los apuntes son fotocopias que estarán más adelante en secretaría- su voz era amable y me sentía agusto escuchándola.
-Gracias- le dije devolviéndole la sonrisa.
Miré al profesor que comenzaba a explicar la práctica. Teníamos que mezclar un base de NH3 con HCl .Me resultó muy fácil a pesar de que no tenía mucha soltura en eso de mezclar. Cuando terminó la clase me dirigí a la siguiente que era embriología humana. Me preguntaba dónde estaría y qué sería, aunque el nombre se acercaba un poco a la realidad. Aquella universidad era tan grande...
Miré el mapa antes de entrar por un pasillo. Era la 5º puerta, me puse frente a ella y entré con paso firme y un poco acelerado. Miré a toda la clase mientras caminaba a un asiento libre, casi al final de la clase. Allí cada uno iba a su bola, aunque algunos notaban que era extranjera, ¡y no era la única!.. ¿Mis rasgos europeos se notaban tanto? Era como las demás, pelo castaño claro largo, delgada, estatura media unos 1.60 , con unos vaqueros largos y una camiseta color cian que ponía “Don’t worry” que siempre me había dado suerte.
La clase transcurrió normalmente, nos tocó examinar a un embrión en cloroformo. Me resultó asqueroso hacerlo pero si quería ser enfermera tendría que dejar esos sentimientos a un lado y ser valiente.
Por fin llegó el tiempo de desayunar. Me había preparado esa mañana una ensalada con jamón york, queso y algunos trozos de pollo que tenía mi tía.
Miré por el patio un lugar vacío, que me resultó bastante fácil ya que el tiempo había cambiado y ahora estaba bochornoso. Me senté en una mesa de la cafetería y suspiré, dejando mi mochila en uno de los asientos. Saqué mi desayuno y comencé a saborearlo, cuando me di cuenta que un grupo de estudiantes venía hacia mí. Parecían los típicos chulos de clase. Pasaron por mi lado y yo ni siquiera los miré, ya tenía experiencia en otras peleas…desgraciadamente.
Después de comer me tocaba física médica, en el Aula 1. Todo fue muy bien aunque la física….era mi punto débil.
Llegó la hora de irme a casa, cogí un autobús y me dirigí al pueblo donde vivía mi tía, Westport, situado en la costa, donde se podría respirar y relajarse con el romper de las olas.
Cuando estaba sentada en el autobús una mujer se sentó a mi lado, la miré y sonreí amablemente. En ese momento vi que un chico me miraba…era tan...Guapo. SU pelo medio largo, moreno, le daba una aspecto encantador. Su rostro era lívido y su cuerpo atlético hacía que se le ceñera la camiseta negra que llevaba. Llevaba unos vaqueros a juego con la camiseta. NO pude observarlo por más tiempo, ya que cada vez me atraía, por alguna razón y desvié la mirada hacia la ventana, me puse mi Ipod y esperé paciente a que legada.
Me levanté y me dirigí hacia la puerta cuando me di cuenta que aquél chico iba detrás de mí para bajar. Lo miré de reojo y me quité un casco.
Caminé con soltura hacia al casa de mis tíos, mientras escuchaba la BSO de una película que había visto recientemente. De vez en cuando miraba a mis espaldas. Ya era una costumbre tonta pero algunas veces me servía para estar segura de que nadie me iba atracar ni a violarme…algo que mis padres siempre me decían que tuviera cuidado…y mira que no me lo recordaron cuando decidí venirme aquí…
Llegué y abrí la puerta con al llave que mis tíos me habían dado.
-¡Ya estoy aquí!- dije al entrar mientras dejaba las llaves en una mesita, a la izquierda de la puerta.
-Bienvenida- me dijo mi tía desde la cocina. Por la olor deduje que estaba cocinando.
Me asomé por la cocina- Tita, ¿qué haces?- sonreí mirándola
-Bueno…es un bizcocho de chocolate, tu preferido- rió mientras cortaba unos trozos de zanahoria- no tardaré en terminar la cena-
-¿ y el tito?- pregunté al no verlo por allí.
-Está en su escritorio, ya sabes, arreglando los papeles de la empresa- me miró parando de cortar- creo que esta noche estaremos solas, tu tío se va a California para negociar con un empresario- suspiró-
-no te preocupes, tita, estoy yo, ya no estás sola. Además, seguro que en un par de días está aquí- la animé y ella me devolvió una alegre sonrisa asintiendo.
-Si es cierto- dijo mientras se acercaba y me abrazaba- ¿qué tal te ha ido el primer día de universidad?
-Bueno…ha estado muy bien, me he adaptado bien, aunque aún no tengo amigos- reí separándome de ella.
-Seguro que el próximo día haces un montón de amigos, sé que tú caes muy bien a la agente y eres extrovertida y simpática.
-Bueno bueno- reí tímidamente. Y miré a través del marco de la puerta que daba al salón, voy a ver qué está haciendo el tito Robert.
Me dirigí hacía allí. Mi tía trabajaba en una escuela del pueblo y mi tío era relaciones públicas de una empresa de New Haven y apenas estaba un par de meses en casa.
Me acerqué a su despacho y sonreí- hola tío, ¿trabajando?- pregunté mirando los papeles de su mesa mientras me acercaba.
-Si Liv…tengo que organizar estas cosas para mañana por la mañana y aún no lo tengo listo- me dijo algo estresado.
-Bueno entonces…no te molesto- dije volviendo por donde había llegado
-Liv- hizo una pausa hasta que lo miré- espero que hayas disfrutado de tu primer día de universidad- me dijo sonriendo.
-Sí- le dije devolviéndole la sonrisa- no te canses demasiado, no quiero que la tita Ann se sienta preocupada-
-Tranquila- me dijo, y siguió con sus cosas.

Subí las escaleras para llegar a mi cuarto. Una habitación grande para mí sola. Tenía unas ventanas grandes al fondo, al entrar a la habitación, que daban a un pequeño balcón con flores y un enorme árbol a un lado. La vista no era tan mala. Podía ver la costa con facilidad.
Mi cama quedaba perpendicular a las enormes ventanas, una mesita de noche se situaba al lado derecho de la cama, enfrente tenía mi escritorio, amplio, con estanterías arriba, en un color lila, haciendo juego con la madera de la cama. El armario quedaba al lado del escritorio.
Aquella habitación fue de mi prima Alice y mi tía no había cambiado nada. Realmente me encantaba el estilo de mi prima, sencillo y elegante.

Dejé mi mochila en la silla del escritorio y me tiré a la cama. Por alguna razón me vino a la cabeza la imagen de aquel chico, “¿por qué?” me pregunté mientras miraba al techo. Suspiré y me levanté para organizar las tareas que tenía que hacer para el día siguiente. Ojeando vi que al día siguiente solo tenía un par de prácticas y tendría la mayor parte del día libre. Me alegré y pensé en hacer algo, pero… ¿con quién? Negué levemente con la cabeza y bajé hacia la cocina, donde mi tía estaba poniendo la mesa.
La ayudé y nos sentamos. A la primera llamada de mi tía Ann, Robert llegó y se sentó con una enorme inhalación de aire.
-Cariño, deberías de dejarlo por hoy – le dijo mi tía poniéndole un poco de puré de verduras
-Ya casi he terminado- le dijo Robert tranquilizándola.
-Bueno Liv, cuéntanos qué tal te ha ido a la escuela, las clases, el ambiente…- propuso mi tío mirándome.
Le conté todo lo que había pasado y la cena fue tranquila. Después de todo no había nada interesante que contar. Después de recoger la mesa me despedí de Ann y de Robert para dirigirme a mi cuarto y hacer unos cuantos ejercicios de física que me habían puesto.
Una vez terminados, me puse mi pijama azul con unos dibujitos de flores rosas en las mangas, y me metí en la cama, despidiéndome del primer día.
La mañana siguiente me levanté con dolor de cuerpo. El tiempo no acompañaba para tener un buen día. Me levanté con pesadumbre, observé el reloj, marcaba las 7.15 am. Bajé a desayunar lo mismo que todos los días, un tazón de leche con cola-cao y una tostada. Cuando terminé me duché, me arreglé y salí de casa, apresurándome para coger el autobús de las 8.00 am. Aún quedaban quince minutos para que viniera así que esperé paciente en la parada, no me puse música para estar más atenta.
Llegué a la universidad y asistí a clase, después me dirigí a comer algo en la cantina y volví a mi casa. Mi tía no estaba así que deduje que se había ido a trabajar. Decidí irme a la biblioteca y así lo hice, allí comencé a leerme un libro de vampiros que me habían recomendado, “Amante Despierto”. No quería que la gente se enterara así que me puse en una mesa y apoyé el libro en el borde, sosteniéndolo con mis manos y muslos.
Después de un par de horas salí de allí y me topé con una chica, que parecía ser ciega.
-Disculpa, no te había visto- me disculpé mirándola y recogiendo todos los papeles que le había tirado.
Me di cuenta que estaba escrito en el alfabeto braille, así que la miré y me fijé que era cierto, no podía ver. De su mano izquierda colgaba un bastón blanco con la punta redonda. Los típicos de los ciegos.
-No pasa nada, no es la primera vez que me pasa- me dijo ella sonriendo
-No en serio, me siento fatal. ¿puedo acompañarte?- pregunté- quiero rectificar lo que he hecho- le dije e hice una leve pausa. Vacilé y le dije- ¿no llevas a un perro? ¿ a dónde te diriges?- caminamos juntas hacia afuera.
-Bueno, mi perro está esperándome…-aunque no le dio tiempo de responder ya que el perro apareció ladrando desde un lado. Tenía un pelaje hermoso, de un tono gris con mechas blancas, y unos ojos negros bastante profundos.
-Que preciosidad de perro pero…no es el típico labrador…- le dije mirándola
-Bueno, es que nosotros tenemos muy buena relación con la naturaleza, sobre todo con los animales salvajes- me dijo mientras andaamos hacia su coche.
-¿Nosotros?- pregunté intrigada-
-Sí, yo soy mestiza de los últimos indios Cayuga. Lo más probable es que no los conozcas- dijo riendo.
- tienes razón, no los conozco – reí con ella y miré el coche.
-¿piensas conducir?- pregunté un poco entre susurro.
-En realidad estoy esperando a mi hermano, que no debe de tardar mucho en venir- me dijo acariciando al perro.
-por cierto, perdóname, no me he presentado. Me llamo Liv Cross- dije mirándola. Aún llevaba sus apuntes encima
-mi nombre es Susan Hood, encantada- me dijo mirando a un extremo.
-Igualmente- dije desviando la mirada en la misma dirección. A nosotras se acercaba un joven corpulento, de unos 20 años, cuerpo atlético, su pelo engominado se reflejaba con destellos rubios, y unos ojos verde-grisáceos que se clavaron en mí por unos instantes. Me quedé sin respiración unos segundos, hasta que habló.
-¿quién eres?- me preguntó con voz dura y pesada.
Yo me qué petrificada ante su respuesta y tartamudeé. Intervino Susan.
-Déjala Joe, simplemente es una amiga que me ha ayudado con los apuntes- le dijo tocándole la mano.
Lo único que pude hacer fue sonreír y entregarle la carpeta y los apuntes.
-em…bueno…encantada de conocerte Susan – di dos pasos hacia atrás y miré al perro moviendo las manos- adiós, precioso- me despedí sonriendo y después miré al hermano. No pude articular palabra así que comencé a caminar.
-Espero verte por aquí otro día, me agradaría tener una amiga por aquí- la voz de Susan sonó a mi lado, giré mi cuello y vi que estaba hablándome desde el coche que conducía despacio, al lado mía.
-Yo también- le confesé.
-¿quieres que te llevemos a casa? ¿Queda muy lejos?- me preguntó. Su mirada alternaba en varios sitios y su cuello no estaba girado exactamente donde yo me situaba.
-no os preocupéis por mí, me iré en el autobús más tarde. Gracias- sonreí de nuevo y me despedí con la mano cuando ellos marcharon.Al cabo de un rato de estar caminando por allí, mirando tiendas de ropa y demás suspiré y me eché la mano al bolsillo, tenía dinero suficiente para un taxi puesto que el autobús no vendría hasta la siguientes 30 minutos y tenía prisa por llegar a casa.Estaba anocheciendo.
Cuando llegó el taxi me monté, le indiqué el sitio y se puso en marcha.
Me puse en el asiento delantero. El hombre puso un disco de Queen, uno de los grupos que me agradaban.
Estaba oscuro completamente, algo que no me gustaba para nada.
En el trayecto vimos a un animal alimentarse en medio de la carretera, pero…¿en realidad era un animal y no una persona?
-¡Apártate! ¡No! – gritó el taxista girando el volante a toda velocidad. El coche chirrió violentamente y con un estruendoso golpe chocamos en un árbol.
Abrí los ojos lentamente y ví que los airbags se habían activado pero….¡¿dónde estaba el taxista ¡?. Miré por todos los sitios y salí del coche. Eso de la oscuridad y un coche estrellado no me gustaba para nada. Era demasiado miedica para las películas de miedo, y mucho menos estaba preparado para estar en una. Tenía una brecha en la cabeza que no paraba de sangrar y contusiones en los brazos que me dolían al contraer el músculo.
Rodeé el coche, no había nadie pero sí un rastro de sangre que hizo que se me crisparan todos los pelos de mi piel. Pude apreciar por la tenue luz del bosque una sombra encorvada, moviéndose con brusquedad. No quise saber lo que era. En un acto reflejo comencé a correr como pude, en dirección hacia la carretera, en donde a mitad de camino unos ojos rojos como la sangre se clavaron en mí a un metro de dónde estaba. Era como una sombra humana que sonreía emitía un sonido extraño, como un rugido.
Me quedé paralizada, no sabía qué hacer, sabía que me iba a degollar o a violar o a…No me lo quise imaginar, quería salir de aquella pesadilla. Imploré socorro a todos los dioses que conocía pero no sirvió de nada. Esa persona anduvo hacía mí sin dejar de sonreír.
-¡Apártate de mí!- grité corriendo en dirección contraria. No supe cómo esquivé un ataque suyo corriendo de nuevo a través del bosque. Me dolía la cabeza, los brazos y el oxígeno me faltaba.
Miré de reojo y pude apreciar que no me perseguía, pero aún así no paré. Sabía que me seguía, como solían hacer los malos de las películas, hasta que en un momento dado, en una fracción de segundo sentí como una enorme roca me lanzaba por los aires, haciendo que impactara de lado contra un árbol. Un grito ahogado salió de mi boca lleno de dolor. Una oleada de resentimiento me vino desde el costado, supe que me había dañado bastante el cuerpo, pero no lo suficiente para haberme quebrado algún hueso ya que amortigüé el golpe encogiéndome de brazos, pero aún así, me sentía destrozada. Vi cómo se acercaba, sus ojos, su cuerpo, sus dientes…MI corazón se paró durante unos instantes antes de que el estrés, el dolor , la angustia y la pérdida de sangre hicieran que me desmayara.


Última edición por Leah Clearwater el Mar Dic 30, 2008 11:47 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Bella Swan Cullen
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 1699
Edad : 33
Localización : Con los cullens
Fecha de inscripción : 05/11/2008

Personaje
Alimentación:: Sangre vegetariana
Especie:: Vampiro
Nombre:: Bella Cullen

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Mar Dic 30, 2008 11:44 pm

Ya sabes que me encanta pero no seas mala y sube el resto please Smile

_________________


Spoiler:
 

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
http://twilight-saga.activoforo.com
Leah Clearwater

avatar

Cantidad de envíos : 603
Edad : 28
Localización : En el bosque
Fecha de inscripción : 11/11/2008

Personaje
Alimentación:: Normal
Especie:: Licántropo
Nombre:: Leah Clearwather

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Mar Dic 30, 2008 11:45 pm

El dolor se apoderó de mi cabeza. Gemí y fue entonces cuando noté que flotaba. Mi mente comenzaba a crear ilusiones…o eso pensaba.
No sé cuánto tiempo transcurrió hasta que desperté, y para mi sorpresa, en una habitación que desconocía completamente. Me incorporé un poco, pude sentir un dolor punzante que me venía desde la espalda y costado. Me miré, tenía distinta ropa, una camiseta color beige y unos pantalones de chándal, negros.
“¿de quién será ésta habitación? ¿Dónde estoy? ¿Y esta ropa?” miré la habitación detenidamente. El suelo era de parqué, sus estanterías se situaban encima de un gran escritorio. El decorado era extravagante. Tenía unas cortinas a rayas blancas y negras, la colcha, tenía un tono ocre y negro, también había una mini-cadena justo encima del escritorio y un espejo en la pared, al lado de la cama.
Me toqué la cabeza, sentía un dolor punzante y noté que llevaba una gasa. Me levanté con cuidado y miré a través de la ventana. Daba a un bosque infinito, lleno de follaje, de un verde esmeralda, cuando alguien abrió la puerta y pegué un pequeño salto con el corazón a mil por hora. Era un niño de unos 10 años, cuyo cabello era rubio y brillaba como el oro. A pesar de ser pequeño me pareció una ricura.
- ¡John! Ya ha despertado – dijo el joven girando un poco la cabeza. Me sonrió y entró más en el cuarto.
En cuestión de segundos apareció en la puerta un hombre de unos 25 años, no más. Su pelo rubio oscuro, echado hacia atrás con un leve cepillado le daba un aspecto formal y cuidado. Su piel era blanca como la nieve. Sus ojos color dorado se clavaron en mí y sonrió. Yo me eché hacia atrás y vi como una chica de la misma edad que yo entraba en la habitación despreocupada. Su figura era fina, su pelo negro, y sus ojos grandes le daban un aspecto realmente atractivo.
- ¿quie….quienes sois?- dije tartamudeando.
- ¡Hola! – me dijo la joven de mi edad- te salvamos la vida – su sonrisa era muy cálida y sus dientes perfectos, incluso en el color.
- Lilian…creo que deberías dejar hablar a John- la cortó el pequeño.
Intercambiaron unas miradas y se alejó lo que había avanzado.
-MI nombre es John Cronwel, soy el padre de Christopher y Lilian- dijo señalando al niño y a la joven- te encontramos tirada en el bosque , malherida y te trajimos a casa para curarte- sus palabras eran suaves y con un tono delicioso.
En ese momento me vinieron las imágenes de la noche pasada. Me consumí en el miedo. Mis piernas no me sujetaban y caí al suelo con un gemido. El hombre y la joven se me acercaron pero yo me alejé arrastrándome por el suelo.
-no…no os acerquéis…dejadme…- estaba temblando. Aún podía ver aquellos ojos infernales clavados en mí. Me aterraba- quiero irme a casa…llevadme a casa…- murmuré con las manos en las sienes.
-Tranquila Liv…-susurró la que se hacía llamar Lilian.
La miré y le pregunté- ¿cómo sabes mi nombre?-sonrió me tendió la mano
-Relájate, ya estás a salvo- su voz tan suave hizo que se la tomara. Me cogió con más fuerza de lo que pensaba y me levantó.
Miré a los demás, aunque ya se habían ido.
- Lo siento, mi cabeza me da vueltas- le dije mientras me sentaba en la cama con una leve mueca.
- ¿te sientas bien? – me preguntó mirándome, mientras se sentaba en la silla del escritorio.
- Si…- le dije mirándola. Era guapísima, mirara por donde la mirara. AL igual que su hermano y su padre. -¿cómo sabes mi nombre?- le pregunté de nuevo.

Me miró fijamente y alguien tocó la puerta.
-Lilian, quizás tenga hambre. Deberíais bajar abajo, Liv tendrá hambre- Christopher apareció apoyado en la puerta, mirándola.
Ésta asintió y se levantó- vamos, te presentaré al resto de mi familia- caminó delante. Sus andares elegantes hacían que los míos fueran horribles.
Suspiré y bajé las escaleras con cuidado. Pude apreciar bastantes pinturas, de paisajes mientras lo hacía.
Llegamos a una cocina. Era moderna, en medio había una pequeña mesa, fijada al suelo, echa del mismo material que lo demás.
Encontramos a una mujer de cabello castaño poniendo un plato en la mesa. Cuando llegamos sonrió.
-Hola Liv, aquí tienes algo de comer- me dijo poniéndose al lado de Lilian- soy Milena, la madre de Lilian – le tocó el pelo tiernamente y me miró.
-Encantada- dije mientras comía algo que no sabía lo que era pero que tenía un aspecto realmente rico.
Me acordé de mi tía, se me cruzó la comida. Me repuse tosiendo y dije levantándome rápidamente- MI tía, tengo que volver. Mi tía estará preocupada. Mi ropa, no, mi mochila – mis pensamientos eran más rápidos que mis palabras y se me trababan.
Al dar un par de pasos sentí de nuevo el dolor en el costado y la espalda. Me apoyé en la pared y me toqué donde me dolía. Me levanté un poco la camiseta y pude apreciar que tenía un moratón grande, y una pequeña herida a un lado.
Unas manos frías me sobresaltaron y alcé la mirada. Pero no había nadie. Moví la cabeza y miré a Lilian la cual se acercó a mí y me dijo.
- Vamos, creo que te vendrá bien algo de aire- me dijo desapareciendo por el umbral de la cocina.
La seguí. Miré por una puerta y vi una sala lo suficientemente grande para un convite.
Parecía que la casa era grande y luminosa.
-Lilian, espera, creo que primero debería ir a casa. Mi tía estará preocupada – le dije parándome enfrente de la puerta principal.
En ese momento se oyeron unos pasos bajar. Un joven corpulento, de ojos penetrantes y de torso bien formado bajaba por las escaleras. Me quedé mirándolo e intercambiamos unas intensas miradas. Sus ojos negros me hicieron quedarme paralizada. NO dijo nada, simplemente pasó por mi lado pero cuando me fui a girar ya no estaba. Todo me parecía muy extraño en esa casa.
- Cogeré tus cosas, mientras sal y espérate fuera. Será solo un momento- abrí la puerta y pude ver con más clarisas el bosque.
La casa estaba en medio, y tenía un aspecto muy agradable y…lujoso. Me adelanté y me quedé en mitad de lo que sería la carretera. Justo debajo había una entrada a garaje.
En un momento crucial, apareció por el horizonte un BMW negro que paró justo delante de mía. De él salió un joven moreno, de cuerpo atlético que llevaba una camiseta azul oscura, de manga larga y unos pantalones vaqueros. La piel era blanca y los destellos cobrizos de su pelo me impactaron. Realmente…era perfecto. Sus ojos se fijaron en mí y una sensación electrizante recorrió todo mi cuerpo.
En ese momento Lilian apareció, me tendió la bolsa y corrió hacia el coche.
-Vamos, mi hermano Everett nos llevará- dijo mientras se montaba.
Volver arriba Ir abajo
Leah Clearwater

avatar

Cantidad de envíos : 603
Edad : 28
Localización : En el bosque
Fecha de inscripción : 11/11/2008

Personaje
Alimentación:: Normal
Especie:: Licántropo
Nombre:: Leah Clearwather

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Mar Dic 30, 2008 11:46 pm

SI se me cuela el nombre de Zack sorry, esque después lo cambié por Everett xDD

Pasaron un par de meses desde aquel incidente y de mi llegada a New Haven. En la universidad me iba bien, no me podía quejar, aunque había veces que se me atascaban algunas cosas y tenía que refugiarme en mis amigos, aquellos que había hecho en clase. Ahora en cada recreo me sentaba con ellos.
Martin es una persona amable, alocada y risueña. Siempre haciendo tonterías con Nick. Su pelo corto y rubio siempre lo rociaba con cera, dejándolo un poco alocado. Sus ojos marrones y su piel morena contrastaba con la de Nick.
Éste en cambio tiene el pelo moreno, un poquito largo que le quedaba estupendamente. Sus ojos color chocolate le daban un aspecto amigable y sus complexiones eran atléticas. Era un poco famoso por las clases.
Elijah es un poco más relajado de Nick y que Martin aunque tiene un punto en el que te lo pasas genial con él.
Sus ojos azules y su pelo castaño corto hace que aparente menos edad de la que tiene, pero lo compensa con s u forma de vestir.
Robert en cambio es el más relajado, el más serio y el más reservado. A pesar de mostrar ser un “tipo duro” me cae bastante bien.
Tiene el pelo castaño claro medio largo y unos ojos grandes grises. Sus dientes son perfectos y su cuerpo bien formado. Realmente algunas veces incluso era sexy.
Luna…bueno a pesar de que es rica se comporta muy bien. Siempre va cuidando a quien le interesa, a mi todavía no me ha invitado a su casa, pero no se lo tomo en cuenta. A mi no me cae bien del todo.
Robin es muy diferente a Luna, más amable, con más fuerza de voluntad, se preocupa por los demás…
Su pelo negro, largo y liso era precioso. Sus ojos azules le daban un toque exótico, algo que a Luna le daba mucha envidia.
Siempre que salimos siempre nos lo pasamos genial.

A pesar de todos estos cambios en mi vida allí, no había contactado con la familia Cronwel . Más de una vez pensé en llamarlos pero lo dejé pasar. Aún solía acordarme de ellos todas las noches, en mis sueños volvían a aparecer…mezclados entre mis recuerdos. Seguramente porque en el fondo de mi ser quería volverme a encontrarme con ellos.

Un día, después de las clases de la universidad y de haber hecho algunas cosas por mi casa decidí irme a la biblioteca donde allí me encontré de nuevo con Susan. Hacía tiempo que no la veía y su piel morena era más oscura desde la última vez que la ví. SU pelo negro estaba como siempre, aunque más largo.
Cuando la vi la saludé.
-Hola Susan! , cuánto tiempo sin verte- le dije mientras la tocaba para que supiera que estaba allí.
Su perro guardián me vio y me olió.
-Hola Liv – me dijo sonriendo intentando que fuera en la dirección correcta- ¿qué te trae por la biblioteca?- me preguntó.
-Vengo a estudiar, que dentro de poco tengo el primer examen y estoy un poco nerviosa- reí. Miré que no llevaba el bastón.- ey, ¿y el bastón? ¿ ya no lo necesitas?
Dudó antes de hablar.
-Bueno, ahora no lo necesito mucho, he ido a la revisión y mi ceguera ha mejorado. Ahora veo más que antes- me contó con una amplia sonrisa.
-¿en serio? Eso es genial!- dije contenta. Para mi sorpresa Susan no era ciega, era un alivio porque no me quería imaginar a Susan por las calles sola. Aunque teniendo a su perro no había de qué preocuparse.
-Oye Liv, dentro de poco va a ser mi cumpleaños y me gustaría que vinieras. ¿Te apetece?- me preguntó mirándome algo distraída.
-Claro, por supuesto que iré- saqué un block y un lápiz- dame tu numero de casa para así quedar en un sitio.
Susan me dio su número y guardé el block.
-Por cierto, ¿qué día es?- pregunté mientras andavamos
-El 28 – me dijo mientras miraba al frente.
-¡NO me digas? – realmente me sorprendió porque mi cumple era el mismo día- el mio también.
-¿me estás tomando el pelo?- me preguntó con un tono de cabreo.
-NO, no, no, te lo aseguro-hice una pausa- cumplimos años el mismo día- reí tocándome la cabeza.

Vio que decía la verdad y sonrió complacida. Se quedó unos minutos callada.
-¿pasa algo? – pregunté mirándola. Parecía pensativa
-No, es solo que se me ha pasado por la cabeza celebrarlo juntas, a pesar de ser de distinta edad, claro- rió levemente moviendo los ojos de un lado hacia otro.
-M…está bien, celebrémoslo juntas- dije sonriendo.
-DE acuerdo, entonces mañana quedamos para preparar las cosas y tenerlo todo listo –sonrió mientras entrabamos en silencio a la Biblioteca.
Nos sentamos juntas en la primera mesa que vimos. Mantuvimos el silencio hasta que yo me tuve que ir. Me despedí de ella con un gesto y me dirigí fuera de la biblioteca.
Aquella tarde me recordó a aquel accidente que tuve con aquel taxista…me estremecí al recordarlo y aferré mi carpeta hacia mi pecho. Suspiré relajándome y caminé hacia una tienda para comprarme algo de comida. Al sentarme en un parque cercano vi a Robert, con unos pantalones vaqueros un poco descastados, una chaqueta azul marino que hacía juego con la camiseta doble que llevaba, blanca y azul. Lle saludé:
-¡Ey Robert! – dije agitando la mano. Pero no me hizo caso así que hice una bola de papel albal y se la tiré, acertando en la espalda. Se paró y miró a su alrededor hasta que se paró en mí, que le sonreía y le saludaba con la mano. Al ver que era yo siguió para delante.
Bufé y salí corriendo hacia él, le di un pequeño empujón- ¡ey! Pero saluda!- le dije sonriendo mientras lo miraba.
-Hola- dijo simplemente mirándome. Pude apreciar que tenía un auricular quitado.
-Valla, así que te hacías el sordo- murmuré mirándolo con reproche.
Al ver mi cara sonrió- sí, es que algunas veces puedes ser muy pesada Liv
Reí ante la acusación- si, puede que sea cierto, pero solo contigo-le saqué la lengua y caminé junto a él.
-Dime, ¿ a dónde te dirigías?- pregunté mirándolo.
-En realidad tan solo daba una vuelta, ¿y tú?- me preguntó.
-Bueno salgo de la biblioteca, ya sabes, el examen de historia anatómica – bajé la cabeza al recordarlo.
-No te preocupes, seguro que te sale bien- sonrió. Su sonrisa me subió el ánimo.
Asentí y terminé por comerme un bollo de chocolate que me había comprado.
-Solo comes porquerías, ¿y tú vas a ser una médica?- se burló de mí
-Alomejor soy una médica hermosota- reí mientras me limpiaba la boca.
Rió conmigo. El tiempo pasaba volando y no me di cuenta que ya era de noche. Miré el cielo y suspiré.
Robert adivinó lo que me pasaba y le tocó la cabeza.
-Anda, vente conmigo. Te llevaré a casa. MI coche está aparcado a dos manzanas de aquí
-Vale- dije mirándolo- gracias entonces- le sonreí. Nunca había montado en su coche, no por nada si no porque no me había preguntado si tenía.
Pasamos una manzana y cuando entrabamos en la segunda vimos a un grupo de jóvenes que arrastraban un cuerpo de un hombre…¿estaría muerto? Me quedé parada al verlo al mismo tiempo que Robert.
-Deberíamos llamar a la policía- susurré sin apartar la vista.
-Sí, creo que sería lo mejor.- hizo una pausa- alomejor están saldando cuentas, pero aún así deberíamos de informar a la policía- dijo Robert
Desvié mi mirada hacia mi bandolera, rebusqué a fondo hasta que encontré mi móvil. Marqué el número. Cuando descolgaron el teléfono hablé rápidamente aunque tan solo me dio tiempo a decir la calle puesto que alguien me cogió el móvil y salió corriendo.
-¡Ey! Devuélvemelo. Ladrón!- grité corriendo un poco, aunque al instante ví com Robert iba detrás de él a toda prisa.-Robert!- grité corriendo detrás.
Esto parecía como el ratón y el gato, pero todo acabó cuando Robert se adentró en una calle, la misma por la que el grupo de jóvenes con el cuerpo se habían metido. Me quedé quieta mirando la oscura calle y reaccioné al oir un grito de Robert y varios golpes.
Me temblaba todo el cuerpo, no sabía que hacer y mis ojos comenzaban a llenarse de lágrimas. El miedo me había paralizado. Pude oir como susurraban cosas mientras los golpes no cesaban.
-¡¡Liv, no te quedes ahí, huye!!- me gritó Robert desde dentro – llama a la…- se oyó otro golpe y un pequeño grito grave.
Reprimí un grito de horror y corrí lo más rápido posible. Me atreví a averiguar si me estaban siguiendo, y así era. Una chica y un chico iban detrás de mí con algunas manchas de sangre en su rostro. El terror hizo que gritara desesperada mientras corría calle arriba.
Me adentré en una de las calles principales donde había gente y pregunté por la policía. Me indicaron cómo llegar hasta allí. Cogí un autobús y llegué a los 10 min.
Le conté vacilante y temblorosa a la policía lo que había ocurrido mientras me intentaban calmar y me daban una tila.
Se pusieron manos a la obra en cuanto terminé la historia. Ellos se encargaron de llevarme a casa. Mi tía había sido telefoneada desde la comisaría y me esperaba en el porche de la casa. Le agradeció al policía y me ayudó a entrar.
-Liv, cariño tranquila. Ya está todo bien- dijo quitándome la chaqueta, la bandolera y los libros que aún sostenía con toda mi fuerza. Los dedos ya hacía horas que no los sentía.
Ann me llevó al comedor. Para mi sorpresa pude ver a mi tío Robert sentado en el sillón. AL verme me sonrió cálidamente y le tocó el rostro.
-Siéntate, que tu tía te va a traer un vaso de leche- miró a Ann con preocupación y mi tía se marchó a la cocina.
Mis ojos comenzaron a derramar las lágrimas que anteriormente habían remitido, sin poder frenarlas me dejé caer de costado en el sofá. Sin haberlo querido me quedé durmiendo, con esperanzas de que mi amigo estuviera bien, aunque eso lo dudaba, cada vez que recordaba la escena vivida.
El sueño fue profundo, sin ninguna pesadilla, algo que agradecí a mi cerebro.
En mitad de la noche oí entre sueños cómo crujía el pomo de la puerta de mi pequeño balcón, me giré hacia él y pude ver una sombra adherida a él. La luz de la luna me dejó ver que era Robert. Me asombró y encendí la pequeña luz de la mesita de noche. Me levanté de la cama y abrí el balcón, quitando el pestillo lo abrí y entró en mi cuarto. Conforme la luz me dejaba verlo pude observar que había cambiado. Su piel era más blanca de lo habitual, su rostro había cambiado, sus labios destacaban en su cara perfecta con un tono rosáceo. Sus ojos ahora eran de un negro intenso. Su roma era tan atrayente...
Me quedé observándole durante unos largos minutos hasta que habló.
-Liv…necesito que me ayudes- dijo con voz entrecortada.
-¿cómo¿ ¿ qué quieres? ¿qué te traigo?- pregunté mirándolo mientras se quedaba de pie, mirándome intensamente. Tenía tantas preguntas que hacerle…pero me limité a ofrecerle primero lo que necesitaba.
-Tengo hambre…- susurró agachando la cabeza y cogiéndose el pecho.
Lo miré algo asustada y asentí- De acuerdo, ahora mismo te subo algo de comer. Quédate aquí- dije girándome y andando deprisa hacia la puerta.
Cuando fui a abrirla una mano fuerte me impidió hacerlo. Giré un poco mi cuello para ver qué hacía Robert. Se hallaba a escasos centímetros de mí, comencé a hiperventilar, algo que nunca me había pasado. La adrenalina hizo que mi corazón bombeara más sangre a cada segundo que pasaba. Sentí un leve mareo cuando la mano helada de Robert se apoyó en mi hombro, y apartó un matojo de pelos para propinarme un mordisco cercano a la nuca.
Mi cuerpo se paralizó. Sentí un dolor agonizante pero por alguna razón también sentía alivio y no pude gritar para pedir socorro. Noté cómo mi sangre se derramaba por mi cuello, caliente, con un intenso color rojizo, sus colmillos dentro de mi cuerpo, cómo absorbía lentamente mi sangre…las fuerzas me fallaban y comenzaba a marearme.
-Robert…-susurré a malas penas pero pareció que él no me oyó.
Volver arriba Ir abajo
Leah Clearwater

avatar

Cantidad de envíos : 603
Edad : 28
Localización : En el bosque
Fecha de inscripción : 11/11/2008

Personaje
Alimentación:: Normal
Especie:: Licántropo
Nombre:: Leah Clearwather

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Sáb Ene 03, 2009 11:27 pm

Hubo un choque de rocas y me caí al suelo casi inconsciente. Solamente pude ver el pelo cobrizo y la imagen de un hombre robusto, con una piel fría y blanca como la nieve…
Fue entonces cuando me desmayé, sentía que estaba al borde de la muerte, todo estaba oscuro, no sentía nada, ni siquiera el latido de mi corazón…
El tiempo pasaba como si cada segundo fuera una eternidad, hasta que, a los lejos vi una leve luz blanca, ¿sería este el paso para llegar al cielo?
Mi nombre se repetía una y otra vez, el eco traía otras voces que susurraban y murmuraban palabras que no conseguía distinguir.
La luz se acercaba más a mí, hasta que, poco a poco la imagen se fue haciendo más nítida. Moví la cabeza hacia los lados con un gemido. Mis oídos detectaron un pitido, parecido al de los hospitales, fue entonces cuando la visión se volvió estable y pude ser que estaba en una camilla, no le faltaba de nada. LA luz del sol entró por la ventana y me moví un poco en la cama. Sentí un dolor en la muñeca y vi que tenía un suero en una mano y en la otra tenía una bolsa de sangre vacía que se adentrada a través de mí por una aguja en mitad de mi brazo.
Un dolor intenso se posó en mi cabeza y me volví a tumbar. Todo me daba vueltas y deslicé la mano hacia mi cuello donde tenía una venda puesta. Me quedé paralizada y mi corazón se aceleró. El pitido también lo hizo.
En ese momento abrieron la puerta y vi que era Everett. Me miró y suspiró- tranquilízate, el pitido me está llegando hasta los sesos- me dijo sentándose a mi lado.
-¿qué pasó?- pregunté intentando relajarme, aunque el pitido no cesaba. MI corazón no me hacía caso.
Everett clavó sus ojos color oro en mí y se apoyó en el respaldo de su silla.
-Pues, creo que llegados el momento no creo que pueda mentirte- me dijo
-Robert…me mordió en el cuello…lo recuerdo…- un escalofrío recorrió todo mi cuerpo – casi…muero…-murmuré
Everett se acercó a mí y me cogió la cara. Su piel suave y fría hizo que mis ojos se llenaran de lágrimas.
-Pero no lo has hecho…- sonrió sin dejar de mirarme. Su sonrisa era tan encantadora y frágil, tan deliciosa. Me quitó las lágrimas que se habían desprendido de mis ojos.
Pensé entonces en todos los seres místicos que mordían en el cuello, pero solo había uno.
-Robert es un vampiro…- murmuré mirando hacia las sábanas- pero se supone que no existen…es un mito-
-Ya sabes que no son un mito- dijo volviendo a su sitio
L o miré atentamente, mi corazón ya se había relajado, aunque aún seguía algo frenético. Everett sonrió al oír el pitido. NO podía ser. Tenía que hablar con Robert, tenía que verlo después de lo que había pasado, seguro que él no quería hacerlo…
Everett se percató de lo que pensaba y dijo:
-Será mejor que lo dejes tranquilo, ahora mismo no es buen momento para que hables con él.
Me quedé mirándolo intensamente y pregunté- ¿cómo has sabido lo que estaba pensando?-
-Bueno…digamos que puedo leer las mentes de la gente- sonrió complacido.
-¿cómo? – Pregunté – nadie puede hacerlo. Nadie puede leer la mente de la gente- le dije rápidamente.
-Sí, si no eres humano- sonrió de nuevo mientras me miraba.
-Me estás diciendo que…
-Sí, así es- me interrumpió- yo también soy un vampiro.
Mis ojos se salían de las órbitas. NO podía ser, ¿los vampiros existían? ¿aquel ser que tanto me había maravillado ahora existía de verdad? Después de lo que pasó la noche anterior no había duda, aunque tenía que verlo con mis propios ojos.
Abrieron de nuevo la puerta y era John, su padre que se acercó hacia mí.
-Parece que estás mejor- hizo una pausa y me observó la cara- parece que tus constantes están normales…en lo que cabe- miró de reojo a Everett el cual sonrió juguetón- ¿tienes mareos?- preguntó.
Cuando negué con la cabeza todo me dio vueltas y cerré los ojos.
-Bueno, creo que de aquí a un par de días podrás irte a tu casa-me informó tocándome la cara. Un escalofrio me recorrió todo el cuerpo cuando lo hizo. Le dio un golpe en el hombro a Everett , pero antes de salir por la puerta le dije:
-Señor John – le dije mirándolo.
-John- me corrigió
- Es cierto que…Robert y Everett son vampiros? – pregunté
Él rió un poco y respondió con amabilidad- Bueno, en realidad somos unos cuantos- salió por la puerta, cerrándola tras de sí.
Me quedé paralizada ¿qué pasa? ¿Qué todos eran vampiros?
-Como has podido comprobar no soy el único vampiro – me informó
-Vale, entonces… ¿sois una familia de vampiros? – pregunté. Realmente ahora que lo había analizado todo encajaba y no estaba nerviosa
Él asintió.
-Ok…¿ y os alimentáis de personas? – pregunté, aunque me sentí abatida al incorporarme de la cama.
-Será mejor que dejemos esta conversación para cuando estés bien. Ahora será como una explosión para tú cerebro.-hizo una pausa y se me acercó.- Descansa. Te hará bien.
Abrí los ojos débilmente
-¿por qué ahora eres más amable conmigo? Hace unos meses…me dabas miedo…- le confesé en un susurró.
-Porque quería devorarte. Tu sangre hace que se me erice el cuerpo, me obsesiono contigo –hizo una pausa al ver que me ponía nerviosa, por eso cambió de tema.- pero tranquila…ahora puedo controlarme- sonrió y me acarició el pelo- anda descansa…
Su aliento era tan delicioso…su rostro me había cautivado. Al tenerlo tan cerca me mareaba y sentía que iba a desaparecer cuando cerrase los ojos. Por eso no los cerré.
-Tendré que obligarte a descansar…- me dijo dulcemente alejándose de mí.
Su hermano pequeño estaba al lado de él y, con solo rozar mi piel sentí que las fuerzas se me desvanecían y mis ojos se cerraban.
-No te vayas...- susurré apenas.
-No me iré…- pude oír su dulce voz susurrándomelo al oído
Volver arriba Ir abajo
Bella Swan Cullen
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 1699
Edad : 33
Localización : Con los cullens
Fecha de inscripción : 05/11/2008

Personaje
Alimentación:: Sangre vegetariana
Especie:: Vampiro
Nombre:: Bella Cullen

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Dom Ene 04, 2009 12:58 am

Sigue asi!!!!!!!

Me tienes en ascuas, jo tienes que seguir con la historia Razz

_________________


Spoiler:
 

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
http://twilight-saga.activoforo.com
Seth

avatar

Cantidad de envíos : 254
Edad : 27
Localización : No quieran saberlo
Fecha de inscripción : 11/11/2008

Personaje
Alimentación:: Omnívoro
Especie:: Licántropo
Nombre:: Seth Clearwater

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Lun Ene 05, 2009 1:59 pm

Hermanita la historia esta chulísima
Volver arriba Ir abajo
Leah Clearwater

avatar

Cantidad de envíos : 603
Edad : 28
Localización : En el bosque
Fecha de inscripción : 11/11/2008

Personaje
Alimentación:: Normal
Especie:: Licántropo
Nombre:: Leah Clearwather

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Lun Ene 05, 2009 7:33 pm

Gracias hermanitooooouuu, gracias bella!! me alegro de que os guste!!! la seguiré lo antes posible!! ^^
Volver arriba Ir abajo
Leah Clearwater

avatar

Cantidad de envíos : 603
Edad : 28
Localización : En el bosque
Fecha de inscripción : 11/11/2008

Personaje
Alimentación:: Normal
Especie:: Licántropo
Nombre:: Leah Clearwather

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Sáb Ene 10, 2009 9:49 pm

Seguimos con el FIc!!!


El sueño fue tranquilo, más de lo que yo me imaginaba.
Abrí los ojos lentamente. Pude ver a mis tíos a ambos lados de la cama, mirándome preocupados.
-¡Liv! –dijo mi ti levantándose del asiento donde estaba- ¿cómo te encuentras, cariño?- me preguntó.
-Estoy bien- la tranquilicé- me siento estupendamente- sonreí mientras despertaba completamente.
-Menos mal Liv, nos tenías preocupados- me dijo mi tío serio, el cual intercambió unas miradas con mi tía. A mí no se me escapó.
-¿pasa algo?- pregunté
Mi tía suspiró y habló Robert.
-NO deberías de haber saltado des de el balcón- dijo mirándome severamente
-Pero yo…
-Nada de peros Liv, ¿qué pasa contigo? –Hizo una pausa calmándose- si te ocurriese algo tus padres no te dejarían volver y nos echaría la culpa de que no cuidamos de ti. ¿quieres eso?- me preguntó mirándome
Yo negué levemente y bajé la cabeza con resignación. Mi tío me acarició el pelo
-¿Me prometes que no lo vas a volver a hacer?
-Te lo prometo- dije con una sonrisa.
En realidad yo no había saltado de la ventana pero..supongo que alguien se inventaría aquella escusa barata. ¿Yo , saltando desde el balcón? Imposible…
-Vamos a tomar algo mi amor- dijo mi tía
Mi tío asintió y antes de pasar por la puerta dijo:
-Liv, ahora, dentro de un rato regresamos-
Yo asentí. Cuando se marcharon me levanté de la cama, me acerqué a la ventana y observé que comenzaba a oscurecer. Deduje que no podría haber estado más de un día en el hospital. Me miré las manos << Gracias al cielo no llevo los sueros…>> pensé. Volví la vista hacia la ventana y me sumí en los recuerdos del día anterior.
Sentí una presencia a mi lado y me giré con el corazón a mil por hora. Empujé a lo que fuera y estuve a punto de caer al suelo pero me cogió por una de las muñecas y me estrechó entre sus gélidos brazos.
-Everett…-murmuré inspirando profundamente su perfume. Realmente era delicioso. Tan delicioso que me mareé un poco
-Liv, tranquila- dijo con voz dulce separándome de él un poco. Sus ojos dorados se cruzaron con los míos.
Suspiré hondo y me separé más de él
-Vale…- murmuré volviendo la vista hacia la ventana- lo siento es que…
-Lo sé, sé cómo te sientes-hizo una pausa y miró en la misma dirección que yo.
-¿cómo está Robert?- pregunté mirándolo
-En estos momentos está en mi casa –dijo con voz dulce, aunque su rostro estuviera rígido
-¿podría verlo mañana?- pregunté un poco dubitativa
-Creo que no lo podrás ver durante una semana…o quizás más- me dijo suspirando
- Oye, ¿quién le dijo a mis tíos lo que había ocurrido? ¿ a quien se le ocurre la idea de que me he caído por el balcón intentando salir a hurtadillas?
- A mí – dijo una voz femenina muy suavemente.
Me giré a mi derecha y allí estaba Lilian. Pegué un bote y mi corazón volvió a batir grandes litros de sangre. Ella se rió y Everett sonrió.
-Por dios Lilian! Casi me da un infarto! – dije cogiéndome el pecho y volviendo a la cama para sentarme
-Parece que te encuentras mejor- dijo sentándose a mi lado. Seguía tan bonita desde la última vez que la vi.
-Si, gracias a…¿vosotros?- pregunté mirando a Everett que sonreía infinitamente hermoso.
-Sí …-fue a decir algo pero se detuvo y se lo pensó mejor. Garraspeó mirando de reojo a Everett y dijo- Te van a dar el alta pronto. Ya lo verás.- dijo sonriendo
-Eso espero. Los hospitales no me gustan…en realidad creo que a nadie le gustan…- murmuré mirando hacia las sábanas.
Hubo un silencio profundo.
-Chicos creo que tenemos que hablar muy seriamente- dije aún distraída con el jugueteo de mis dedos- esto de que seais vampiros…del hecho de que Robert me haya morido…- hice una pausa y una bombilla se me encendió- por cierto, ¿cómo…?- me callé y miré la habitación. Completamente vacía. Sin Lilian ni Everett-¿dónde demonios…?- murmuré
Abrieron la puerta entonces
-Liv- dijo mi tía entrando con mi mochila de clase- te han dado el alta. Nos vamos- dijo sonriente.
-¿ya?- pregunté. Se me hacía raro que Lilian hubiera acertado. ¿Eso significaba que también tenía poderes paranormales?
-Claro, ¿qué quieres? ¿Quedarte una semana?- preguntó con una mueca.
Reí y negué. Cogí la mochila y me fui al baño a cambiarme. Me había traído un vestido blanco con una camiseta lila lisa debajo. Hacía un buen contraste con los zapatos negros. Me gustaba la exquisitez de mi tía al comprarme ropa. ME hice un cogido simple en el pelo.
-Es precioso tía Ann – le dije mirándola y dándo una vuelta.
-No pude resistirme a comprártelo- rió.
Juntas salimos del hospital de vuelta a casa. Mis tíos hablaban de trabajo. Robert se quedaría una temporada en casa, así que mi tía estaría relajada y contenta durante bastante tiempo. Sonreí ante la noticia mientras miraba por el cristal de la parte trasera. La oscuridad me hacía imaginar cosas, recordar y hacer que mi piel se erizara.
Llegamos a casa y nos hicimos rápidamente la cena. Un bocadillo. Cuando terminé mi tío se fue a su estudio y mi tía a su cama a leer. Lógicamente yo no iba ver la TV sola así que me dirigí a mi cuarto. Allí me senté en el dormitorio, sin saber qué hacer. Me volví y me imaginé de nuevo al escena. Me toqué el cuello. Aún tenía las vendas. Me acerqué al espejo que tenía el armario incrustado en una de sus puertas y me deshice de la venda.
Tenía la marca de dos colmillos y una especie de unión entre ellas, formando una media Luna. ME lo toqué con cuidado puesto que aún estaba fresco. Tenía la sangre cuajada en aquellos rincones limpios, que se mezclaba con el betadine que habían empleado para secar la herida.
La verdad no parecía una mordedura de un vampiro más bien…un corte hecho con una navaja si no llega a ser por la forma circular de los extremos.
La herida estaba fría. Tan fría que cuando lo toqué me estremecí. Un flash back me vino a la cabeza y me senté en el borde de la cama. Me revolví el pelo y me acosté encima de la colcha.
No podía de dejar de pensar en cómo estaría Robert y en qué le diría yo a los chicos cuando me los encontrara.
Me levanté para ponerme mi pijama y volver a la cama.
Esa noche no pude descansar bien y a la mañana siguiente mi cara estaba realmente horrible.
Volver arriba Ir abajo
Bella Swan Cullen
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 1699
Edad : 33
Localización : Con los cullens
Fecha de inscripción : 05/11/2008

Personaje
Alimentación:: Sangre vegetariana
Especie:: Vampiro
Nombre:: Bella Cullen

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Dom Ene 11, 2009 1:43 am

pero sigueeeeeeeeeeeeeeeee

_________________


Spoiler:
 

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
http://twilight-saga.activoforo.com
Leah Clearwater

avatar

Cantidad de envíos : 603
Edad : 28
Localización : En el bosque
Fecha de inscripción : 11/11/2008

Personaje
Alimentación:: Normal
Especie:: Licántropo
Nombre:: Leah Clearwather

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Lun Ene 12, 2009 8:07 pm

Y sigoooo como una moto!! espero que os guste!!! ^^ con todo mi corazón os lo pongo!Por cierto es cortita porque tenía prisa en publicar. cuando la alarge más lógicamente lo publicaré! xDD besitos!!

A las 7.00 am ya estaba lista para volver a la rutina de la universidad.
Como siempre a las 8.00 ya esperaba el autobús para dirigirme a la ciudad. Llegué dios sabe cómo porque cuando crucé los pasillos de la universidad todos se me quedaban mirando. NO sabía si era por las pintas que llevaba o por las ojeras.
Llegué a clase de Historia anatómica. Todos estaban con folios y escribiendo. <<Oh…dios…>> pensé para mis adentros. El profesor me miró y me dio la hoja del examen mientras me dirigía a mi asiento.
Los compañeros que iban detrás hablaban entre sí y se me ocurrió preguntarles:
-Miranda, ¿el examen no era dentro de unas 3 semanas?- mi voz sonaba un poco apagada
-Sí, pero lo ha adelantado porque no podrá venir durante las 2 últimas semanas. Su madre está muy mal en el hospital. – me dijo
Asentí y maldije por lo bajo. Dejé mi mochila a un lado de la mesa y suspiré sacando mi estuche. Miré el examen. Todo me sonaba a chino y no estaba dispuesta a copiarme y a que pensaran que era ese tipo de personas.
Me toqué la cabeza para exprimírmela y sacar el mayor veneficio posible pero apenas pude sacar algo, un par de líneas no eran suficiente para las 5 preguntas que eran.
Dejé el examen a un lado y jugué con el boli.
Me llamaron entonces “Liv”. Alcé la mirada y no había nadie. Mire a mi alrededor y no había nadie.
“será una ilusión” pensé mirando el examen con impotencia.
“Te puedo ayudar a hacer el examen, Liv” me dijo de nuevo aquella voz ahora un poco dura
Suspiré. Sabía a quién pertenecía aquella maravillosa y dulce voz.
“¿ y cómo sabes lo que tengo que poner?” le respondí mentalmente mientras miraba el examen.
“Bueno, ya me sé todas las preguntas y el libro lo tengo delante asi que ya es tu decisión” me dijo con un tono picaron.
“No me gusta copiar” le dije apoyando mi cabeza en mi mano.
“Tengo los libros y tengo las respuestas….” Murmuró Everett jugando con la tentación
“Eres el diablo” bufé gruñendo
“¿quieres las preguntas o no? “dijo con la voz un poco tensa.
“vale, vale. Dime lo que tengo que poner” No me gustaba la idea de que me dijera las preguntas, aunque fuera por la mente. NO sería mío el mérito de sacar buena nota en éste examen, y seguro que después de sacar un maravilloso sobresaliente me felicitarían con matrícula de Honor.
Transcurrió una hora y media desde que comencé el examen. Me sobró tiempo y todo.
Salí del aula abatida y allí estaba él. Esperándome enfrente de la puerta, apoyado en la pared con una bandolera. Las comisuras de sus labios se fueron estirando poco a poco para formar una perfecta sonrisa. NO pude evitar devolvérsela y negué con la cabeza, girando hacia un lado para marcharme.
Se puso a mi lado al instante.
-Era fácil – comentó mirando al frente
Le miré de soslayo y suspiré recogiendo mi bandolera para que no se me callera del hombro.
-¿qué pasa? NO pareces muy contenta. Sacarás un diez- me dijo serio, mirándome
-Ésa no es la cuestión Everett- le dije algo enfadada. Lo miré a los ojos y mis pensamientos fueron con ellos. Everett supo lo que pasaba por mi mente en esos instantes
-Vale, vale. Pero bueno, por lo menos dime unas gracias por haberte ayudado. Total, historia de la anatomía no la vas a necesitar si vas a ser doctora- me informó
-¿cómo puedo estar segura de ello?- pregunté duditativa.
Everett me ilustró una sonrisa torcida. Me quedé imprimada de lo bello y la perfecta cara que se le ponía al formarla. No pude evitar sonrojarme y mi corazón volvió a latir fuerte.
Everett lo notó y rió por lo bajo. Me pasó una de sus enromes manos por los hombros y me atrajo hacia él.
Volver arriba Ir abajo
Leah Clearwater

avatar

Cantidad de envíos : 603
Edad : 28
Localización : En el bosque
Fecha de inscripción : 11/11/2008

Personaje
Alimentación:: Normal
Especie:: Licántropo
Nombre:: Leah Clearwather

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Mar Ene 13, 2009 12:33 am

Pequeño avance para los más desesperados.

-¿Quién te ha dado permiso para ponerme la mano encima?- pregunté
-Bueno, creí que era alguien especial – dijo esto último con una entonación que sabía que la cogería al vuelo.
Garraspeé - aún no puedo creérmelo. Parece que estás sacado de…cuentos- murmuré
-Creo que ya deberías de confiar que soy de verdad y que vivimos- me dijo.
El sol nos pegó de frente y cerré los ojos con fuerza ya que se debilitaron a la potente luz del sol.
Miró mi reacción – creo que deberías…- pero se paró cuando Elijah, Martin y Luna se acercaron a mí.
-Hola Liv-dijo Luna acercándose. Elijah y Martín la siguieron.
-Chica, que mala cara tienes- me dijo Elijah y miró a Everett.
-Chicos, os presento a Everett. Es un…vecino del barrio- no se me ocurrió otra escusa ya que mi cerebro no me daba para más. Necesitaba descansar.
-Encantado, yo soy Luna, Martín y elijah – dijo Luna señalándolo mientras decía sus respectivos nombres.
-Está claro que no vendrás al almuerzo –comentó Martín tocándome el hombro.- anda, vete a tu casa y descansa.
-Oye Liv, ¿has visto a Robert? Habíamos quedado ayer para estudiar cálculo y parece que no está en su casa. Sus compañeros de piso me dijeron que hace un par de días que no está por allí. ¿Sabes si le ha pasado algo?- Luna me había pillado. NO tenía ninguna respuesta para esta pregunta.
-Creo que….- “Dile que le ha surgido un imprevisto y se ha tenido que irse de aquí durante un par de meses” – Bueno…me dijo que le había surgido un imprevisto a un familiar y se ha tenido que ir durante un par de meses. Tranquila, está bien- le aseguré, aunque no lo estaba del todo
Volver arriba Ir abajo
Leah Clearwater

avatar

Cantidad de envíos : 603
Edad : 28
Localización : En el bosque
Fecha de inscripción : 11/11/2008

Personaje
Alimentación:: Normal
Especie:: Licántropo
Nombre:: Leah Clearwather

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Mar Ene 20, 2009 6:58 pm

Perdón por la tardanza!!!
Espero que os guste lo que he añadido...no sabía qué hacer y bueno hoy no estaba muy inspirada asi que se notará. UN besito a todos!


Me miró con una ceja levantada y se adelantó.
-Bueno, nos vemos Liv- dijo Martin
-Chao- dijo Elijah.
-Adiós chicos…- murmuré volviendo a caminar.
Everett me siguió de cerca.
-Hazme un favor y llévame a casa –le dije. Ya no podía más, estaba muerta.
-Esperaba que me lo dijeras algún día- sonrió.
Nos condujimos a su coche, el mismo Audi que condujo cuando lo vi por primera vez. Me monté en el asiento del copiloto y me acomodé.
Arrancó el coche con un leve rugido y nos pusimos en marcha. Miré a través de la ventana los primeros metros pero mis párpados no pudieron soportar la falta de sueño y se cerraron.
Cuando desperté me encontraba en mi cama, tapada con las sábanas. Miré a ambos lados hasta que localicé a Everett mirando mis estanterías de libros para dejar uno y comenzar con otro.
Era la saga de Amante despierto.
Se giró cuando notó que no me gustaba que estuviera leyendo esa saga.
-Así que eres una fanática de vampiros….interesante…aunque a decir verdad esta saga es bastante picante para una adolescente, ¿no crees?- preguntó con una sonrisa divertida mientras lo dejaba en la estantería para coger otro.
-Bueno, no sabía que era de ese tipo. Además, ¿ qué te importa a ti? Ni siquiera sabía que existierais, la fantasía me gusta, y sí, he de reconocer que los vampiros me ponen – le dije riendo. Era una broma.
-Entonces yo te pongo –dijo con una sonrisa aunque después miró el libro que había cogido.- ¿ qué te parece la trilogía de crepúsculo?
-Bueno, es muy buena, aunque a Bella no la soporto…no me gusta…no sé la veo muy tonta y…me cabreo cada vez que me acuerdo de Amanecer. Es algo empalagoso.
- Valla…creí que a todo el mundo le gustaba..pero ya veo que no- murmuró dejándolo de nuevo.
-¿los has leído?- pregunté interesada.
-No ha haido falta que me lo contaran porque yo lo he vivido de verdad- me dijo sentándose en mi cama.
-Lo miré con una ceja levantada -¿ perdona?-
Suspiró y me miró fijamente sonriendo.
-¿ y si te digo que esos personajes de ficción existen de verdad?
-Si claro. Everett no me lo trago, eso es ficción. Vale que los vampiros exista pero esa historia ha sido inventada por una humana. NO existen.
- Lo que tú digas- murmuró levantándose para irse.
-Eh, eh, eh, espera, quieto ahí- dije levantándome para ponerme delante suya- me tienes que responder a unas cuantas preguntas- en realidad tenía tantas…
- Es casi de noche Liv…tengo que irme, mi familia estará preocupada- me dijo con aquella mirada tan penetrante.
- ¿por qué nunca puedo preguntarte nada? Un día de estos te mato a preguntas- le aseguré.
Rió divertido y le dio un golpecito en la cabeza.
-Recuerda que yo ya estoy muerto – se encaminó hacia la puerta- por cierto, compara lo que te está pasando a ti con lo que le pasó a Bella…a ver si encuentras parecido- antes de irse añadió- tienes una familia estupenda. Disfrútala- sonrió y desapareció
Gruñí y me senté en la cama.
-A mi no me compares con Bella..y no soy igual que ella- murmuré y le levanté de un salto. Me dirigí a mi escritorio. Para estudiar.
Tenía la cabeza echa un lio, aunque conforme pasaban las horas poco a poco las cosas se ponían en su sitio.
Era de locos pensar que mi vida era similar a la de Bella, y encima que existiese de verdad.
Me deshice de esos estúpidos pensamientos y me centré en mi cumpleaños y en los estudios.
A las 11 am me acosté y dormí profundamente.
Volver arriba Ir abajo
Leah Clearwater

avatar

Cantidad de envíos : 603
Edad : 28
Localización : En el bosque
Fecha de inscripción : 11/11/2008

Personaje
Alimentación:: Normal
Especie:: Licántropo
Nombre:: Leah Clearwather

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Lun Ene 26, 2009 12:56 am

Continuamos....y espero que no se haga muy pesada.
Acepto sugerencias y críticas! que para eso lo pongo aqui Razz Besitos!


La mañana siguiente fui a la universidad, todo estaba como siempre. Nos sentamos todos a almorzar menos Robert. Luna no dejaba de preguntar por él y Robbin cambiaba de tema cuando veía que estaba harta de responder a Luna.
Después de la universidad fui a la biblioteca donde me encontré con Susan.
-¡Ey Susan! – grité corriendo hacia ella puesto que se iba
-¿Liv?- preguntó girándose. Aún llevaba su bastón.
-Siento mucho no haberte avisado por lo de la fiesta de cumpleaños- me disculpé
-Más lo siento yo Liv…creo que no va a poder ser la fiesta en mi casa. Han venido parientes de fuera y vamos a hacerlo más familiar…- me dijo con tristeza.
-Bueno, no importa- sonreí algo amargamente- de todos modos ya tenía un plan B-mentí
-¿qué te parece si pasamos en día entero juntas?- preguntó- así por lo menos lo compenso con el cumple…aunque no será igual- sonrió- dentro de 2 días cumpliré 20 años.
-¿20?- pregunté. NO los aparentaba- creí que cumplirías mi edad.
Rió
-Creo que siempre me verán con menos edad, algo que me gusta.
- Bueno..en algunas cosas está bien…pero en otras…- murmuré
-Vamos, te invitaré en mi casa a algo. MI hermano viene a buscarnos- sonrió mientras se encaminaba hacia la venida de una calle.
-Susan, tu hermano me da respeto- dije sonriendo- tiene una mirada…muy penetrante.
-Siempre pasa igual. LE da miedo a todo el mundo pero en realidad es un trocito de pan…a no ser que le caigas mal….
-Espero que yo no le caiga mal…- un escalofrío hizo que se me erizara el pelo.
-M…creo que no le caes mal…-Susan se rió y su hermano apareció al poco rato.
Habló con él a través de la ventanilla y después de abrir la puerta dijo “sube”.
El coche era sencillo pero elegante, un golf blanco.
En trayecto fue lento. La casa quedaba a pocos minutos de allí. Era un piso
Susan bajó del coche al igual que su hermano. Yo los imité
Subimos en el ascensor en silencio, no sabía qué iba a pasar en su casa.
Llegamos y Joe como siempre desapareció. Lo miré de reojo y suspiré aliviada.
El suelo era de parqué, haciendo juego con la madera de las puertas.
Entramos al salón. Era un poco más amplio que las otras habitaciones.
Tenía una alfombra de colores variados y encima una mesa baja de un color marrón fuerte.
En la pared había cuadros de paisajes, en frente una televisión de plasma junto con un mueble de roble moderno. Un sofá de tres plazas color rojizo se posaba debajo de los cuadros.
La verdad me pareció un poco jippie.
-Bueno, siéntate- me dijo sonriendo- ¿quieres algo de comer?- preguntó.
-No, gracias, no tengo hambre- le dije devolviéndole la sonrisa.
No sabía qué podríamos hacer allí…
Fui a tocar una figura que se sitúaba en el centro de la mesa cuando un ruido de uñas desvió mi atención.
Era el perro de Susan que se acercaba a mi. Sonreí y posé mi mano en mi rodilla para que la oliera. Se acercó y la olfateó. Me miró intensamente para después alejarse de nuevo
*¿No le gustaré?*pensé mirándolo.
Susan apareció por la esquina con un sándwich.
-¿qué te apetece hacer?-me preguntó
-Pues..la verdad no lo sé- admití mirándola.
-¿qué te parece si…jugamos al singstar?
Reí
-Creo que no se me da muy bien cantar pero probaré-
Sonrió y cuando terminó de comer nos pusimos a cantar. La tarde fue divertida y Joe nos hacía una visita de vez en cuando para reírse de nuestro número.
Me llevaron a casa después de pasar toda la tarde en su casa.
-Nos vemos otro día- dijo Susan sonriendo.
-Nos vemos- le hice un gesto con la mano y cogí las llaves de la casa para abrir. Una mano fría me quitó las llaves y abrió la puerta.
Me sobresalté y alcé la vista. Everett me miraba algo serio. La puerta estaba completamente abierta y entré en silencio.
*¿Qué haces aquí?* pregunté dirigiéndome al salón
-Hola tia, ya estoy aquí- dije dejando las llaves en la mesita de la entrada.
Nadie me contestó, tan solo había una nota en el frigorífico.
Everett me siguió en silencio.
-Se han ido de cena- comentó adelantándose a mí y quitando la nota.
-Bueno, creo que ya iba siendo hora, hacía tiempo que no lo hacían- sonreí complacida. El día no podía ir más redondo.
-Es de negocios..- me miró y me dio la nota.
La leí y suspiré.
-bueno…entonces estamos solos- dije pasando por su lado para abrir el armario y coger algo de comida. Esbocé una sonrisa.
-¿qué pasa? ¿te gusta la idea?- preguntó poniéndose a mi lado, más cerca de lo que me esperaba.
Lo miré con el corazón latiéndome ferozmente. A él pareció divertirle y se acercó un poco más, tentándome.
-Everett…-susurré mordiéndome el labio inferior.
-¿qué pasa?- las comisuras de sus labios se tornaron en una sonrisa torcida. Su voz tan suave y sensual me volvió loca. Mis pensamientos estaban alterados y él podía adivinarlos.
Dejé caer una bolsa de patatas para posar una de mis manos en su cuello. Estaba completamente hipnotizada por sus ojos.
Volver arriba Ir abajo
Leah Clearwater

avatar

Cantidad de envíos : 603
Edad : 28
Localización : En el bosque
Fecha de inscripción : 11/11/2008

Personaje
Alimentación:: Normal
Especie:: Licántropo
Nombre:: Leah Clearwather

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Lun Ene 26, 2009 2:45 am

Y continua...hoy me siento inspirada... xDD asi que espero respuestas xD
-¿No crees que estás actuando como Bella?- preguntó sin dejar de mirarme y sin quitar aquella sonrisa.
Me desperté de aquel hechizo al instante y me limpié la garganta mientras me separaba rápidamente de él.
-No, para nada- mentí. No soportaba que me comparara con ella.
Él rió divertido.
-Desde luego eres orgullosa…- murmuró apoyándose en la encimaera.
Lo miré rápidamente y maldije en mi interior.
-Tampoco hay que ponerse así…- cogió un cuchillo y jugó con él entre los dedos.
- Vale, dejemos el tema- dije haciéndome un huevo frito en la sartén que había puesto rápidamente para entretener mi cerebro.
Hubo un pequeño silencio antes de que alguno de los dos hablara.
-Parece que pasado mañana es tu cumpleaños- me miró sin dejar de jugar con aquella arma que podría hacerle un corte si se le escapaba un movimiento.
-Pues sí…y aún n sé lo que hacer. Supongo que lo celebraré con mis compañeros.
-¿y no me vas a invitar?- preguntó dejando el cuchillo al lado del pan.
-Bueno…tenía pensado en hacer una fiesta en la playa…-puse el huevo en el plato y cogí las patatas con la mano libre, para ponerlo todo en la mesa.
-¿ y qué tal si haces un viaje conmigo?- preguntó Everett ya sentado en la silla de en frente.
-¿los dos solos?- pregunté. No pude evitar pensar en lo que podría pasar y me mordí el labio.
Everett se rió ruidosamente. Se veía encantador.
-Por favor Liv…eso no ocurrirá…a no ser que tú quieras…- dijo alzando una ceja.
Me quedé mirándolo asombrada y noté cómo lacara me ardía.
-Sería mi regalo de cumpleaños, bueno…un semi-regalo- dijo echándose hacia atrás.
Tragué saliva y me preparé para hablar.
-¿y a dónde iríamos?- pregunté. No podía evitar excitarme ante aquella propuesta. Realmente me gustaba estar acompañada de Everett.
-Bueno, eso sería la parte “sorpresa”.
-M… ¿y crees que mis tíos me van a dejar?- pregunté con una ceja levantada mientras me echaba un trozo de huevo a la boca.
Se quedó pensativo durante unos minutos.
-La verdad es que no-murmuró- pero ya se me ocurrirá algo.
-Ya…- susurré casi terminando de comerme el huevo.
Me miró en silencio mientras terminaba completamente de cenar. Me sentía incómoda, nunca me habían observado de esa manera.
-Hablando de comparaciones, yo no te saco el parecido a Edward – me limpié la boca y metí los platos en el lavavajillas.
-Es que yo no me parezco en nada a él…yo soy más como…el de amante despierto
Me quede quieta delante del lavavajillas y mi corazón se aceleró. Aquel libro había despertado mi lado más morboso pero casi lo tenía encerrado. Sus palabras hicieron que volviera aquella sensación y me toqué la cabeza.
-¿por qué me torturas de ésta manera?- le pregunté mirándolo.
-Yo no fui quien se leyó aquellos libros tan picantes- sonrió divertido- aparte, me divierto haciéndote esto.
Entrecerré los ojos.
-Eres de lo peor…
-Pero te doy morbo- me contraatacó.
-Prefiero a Edward, él no es tan…-me quedé pensando la palabra correcta.
-¿Morboso?, ¿divertido, ¿atrevido?- preguntó
-Supongo- dije parada enfrente de él.- si mis tíos te ven aquí me matan-
-Pero como no se van a enterar…- me susurró pasando por mi lado- haré cómo Edward cuando Bella está castigada y él aparece todas las noches en su habitación a través de la ventana.
Suspiré y caminé hacia mi habitación. Everett me siguió. Me acordé de Robert. Hacía mucho tiempo que no hablaba de él con Everett…aunque él evadía todo tema de conversación respecto a mi amigo.
Antes de poder decir nada él comenzó a decir:
-Liv, en serio, será mejor que no preguntes por Robert- se giró. Sus ojos ahora estaban distantes
-¿por qué?- pregunté- es mi amigo. Vale que sea raro y todas esas cosas pero después de lo que ha pasado…- me estremecí al recordarlo y me encogí un poco.
- Liv, los neófitos no tienen control como yo o mi hermana. Necesitan alimentarse continuamente y no tienen un límite. Lo tienes que saber muy bien después de haberte leído tantos libros vampíricos- me explicó mientras me sentaba en la cama.
-Ya…si...lo sé- murmuré. Me eché a la cama, en realidad tenía razón pero yo quería verlo. No recordé cuantos días estuve sin él ya que mi vida era algo agitada y Everett hacía que me centrara en otras cosas.
- Ya lo verás- me prometió.
Lo miré y hice una mueca. Él me mostraba una sonrisa templada, algo apagada al verme así. ME acarició el cabello y me atreví a preguntar.
-¿Crees que nos pasará como Edward y Bella?-
Me mostró una sonrisa perfecta y se recostó a mi lado, sin dejar de mirarme.
-¿Tú qué crees?
- Si seguimos así creo que no podré resistirme a tus encantos…- murmuré sonriendo- nunca pensé que los vampiros existieran de verdad…y mucho menos imaginarme cuan bellos son…- hice una pequeña pausa- creo que me acostumbraré a que me compares con Bella…porque de verdad aunque no lo quiera aceptar hay cosas de las cuales somos idénticas.
-Por fin de rindes- dijo enseñándome su perfecta dentadura, blanca como la nieve.
-M…se puede decir que sí-dije entre risas.
Nos quedamos en silencio durante unos instantes mientras nuestros rostros se acercaban lentamente, continuando lo que habíamos dejado a medias en la cocina.
Everett sonrió antes de rozar sus labios con los míos. Noté su frialdad y el sabor de su aliento gélido. Era delicioso.
Le acaricié el rostro mientras nuestros labios colisionaban lentamente. Se me erizaron todos los pelos del cuerpo .MI corazón se desbocó rápidamente y sentí cómo se salía de mi pecho.
Oí abrir la puerta de la casa, pero me dio igual. Me acerqué más al cuerpo de Everett para sentirlo más de cerca.
Oí mi nombre pero hice como que no me di cuenta. Everett se separó de mí pero lo aferré entre mis brazos y lo impedí. Noté cómo se reía mientras intentaba apartarse de mí.
Los pasos subían hacia mi habitación pero me daba igual. Estaba tan centrada en tener cerca a Everett que me olvidé por completo de mis límites.
La puerta se abrió preguntando por mí.
En escasos milímetros de segundo noté un espacio vacío en donde estaba mi vampiro.
-Liv- dijo mi tía encendiendo la luz. Me miró extrañada.-¿qué haces?
Moví la cabeza y sonreí disimulando.
-Nada, es que me has pillado casi durmiendo - *si claro…*
Torció el gesto y miró el balcón abierto.
-Vas a coger una pulmonía-dijo yendo hacia él.
-NO, no hace falta que lo cierres, es que tenía calor- *que mal mientes Liv…* -calla…-murmuré
-¿cómo?- preguntó mi tía.
-No nada- dije sonriendo forzadamente mientras se decidía si cerrar el balcón o no.
-Ahora lo cierro yo Ann- le dije levantándome
-Estás muy rara esta noche hija – dijo besándome en la frente.- deberías de despejarte un poco y no estar tanto tiempo estudiando.
Los libros estaban abiertos en mi escritorio desde la última vez que hice deberes.
-Si es que hoy..he estudiado mucho y me ha afectado a la cabeza…
Mi tía rió.
-Anda vete a dormir, mañana te contaré cómo me ha ido en la cena.
Asentí conforme y esperé a que se cerrara la puerta para tirarme de nuevo a la cama con un suspiro.
-La próxima vez déjate de quejarte – bufé.
Everett ya se situaba delante de mí.
-Es que tienes que reconocer que mientes fatal…
Me giré en la cama y le di la espalda. Quería ponerme cómoda asi que me levanté y cogí mi pijama.
Le saqué la lengua y me fui al aseo. Volví ya cambiada y me acosté a su lado.
-¿te vas a quedar?- pregunté mirándolo antes de acomodarme en su frio pecho.
-¿quieres que me valla?- preguntó devolviéndome la mirada serio.
Negué con una sonrisa y suspiré. Cerré los ojos y al cabo del tiempo me quedé durmiendo.
Volver arriba Ir abajo
Bella Swan Cullen
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 1699
Edad : 33
Localización : Con los cullens
Fecha de inscripción : 05/11/2008

Personaje
Alimentación:: Sangre vegetariana
Especie:: Vampiro
Nombre:: Bella Cullen

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Lun Ene 26, 2009 10:20 am

Muy inspirada si señor Very Happy

_________________


Spoiler:
 

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
http://twilight-saga.activoforo.com
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Jue Ene 29, 2009 6:06 pm

Ah!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Pero ¿porque no sigue?!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Quiero mas!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Me encanta!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Peque eres una artista!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Me encanta!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Madre mia voy a desgastar la tecla de la exclamacion >.<

Sigue escribiendo peque que se te da genial!!!! Very Happy Very Happy Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Leah Clearwater

avatar

Cantidad de envíos : 603
Edad : 28
Localización : En el bosque
Fecha de inscripción : 11/11/2008

Personaje
Alimentación:: Normal
Especie:: Licántropo
Nombre:: Leah Clearwather

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Jue Ene 29, 2009 7:54 pm

Ok!! seguiré escribiendo chicas!! gracias por los ánimos!!! os quierooo sois vosotras las que me animais a hacer la historia, sin vuestro apoyo no podría haberla seguido!!!
Mamiiii,Aranchiiiii os quiero demasiadooooo *O*
Volver arriba Ir abajo
Bella Swan Cullen
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 1699
Edad : 33
Localización : Con los cullens
Fecha de inscripción : 05/11/2008

Personaje
Alimentación:: Sangre vegetariana
Especie:: Vampiro
Nombre:: Bella Cullen

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Vie Ene 30, 2009 10:18 am

Very Happy Nosotras tambien a ti hiji. Wink

Sabes que siempre tendrás nuestro apoyo

_________________


Spoiler:
 

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
http://twilight-saga.activoforo.com
Leah Clearwater

avatar

Cantidad de envíos : 603
Edad : 28
Localización : En el bosque
Fecha de inscripción : 11/11/2008

Personaje
Alimentación:: Normal
Especie:: Licántropo
Nombre:: Leah Clearwather

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Vie Ene 30, 2009 4:34 pm

gracias mamiiiiiii ^^
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Vie Ene 30, 2009 10:23 pm

Mi niña ya saves que me encanta como escribes y que no hace falta que te lo diga, pero esque si no lo digo reviento!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! eres una maquina de escribir muy grande!!!!!!!!!!! jeje
te quiero muchisimo pequeña!!! un beso!
Volver arriba Ir abajo
Leah Clearwater

avatar

Cantidad de envíos : 603
Edad : 28
Localización : En el bosque
Fecha de inscripción : 11/11/2008

Personaje
Alimentación:: Normal
Especie:: Licántropo
Nombre:: Leah Clearwather

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Vie Ene 30, 2009 11:02 pm

^^ gracias xusiiiiiiiiiiiii
Volver arriba Ir abajo
Laura Isabella O. Goyri

avatar

Cantidad de envíos : 435
Edad : 23
Localización : Con lo Cullen y mi Claphi
Fecha de inscripción : 13/04/2009

Personaje
Alimentación:: Sangre =Vegetariana=
Especie:: Vampira
Nombre:: Laura Isabella O. Goyri

MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   Vie Abr 24, 2009 11:06 pm

Oh Leah sigue porfaaaaaaaaaa... ya estoy super picada...eres de verdad muy buena escribiendo ....porfa sigue escribiendo.....eres la mejor en esto.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Fan Fic- COmienzo de una gran historia-   

Volver arriba Ir abajo
 
Fan Fic- COmienzo de una gran historia-
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» REVOS MATANDO MARINES EL COMIENZO DE UNA GRAN HISTORIA
» El Comienzo de un Gran Herrero [Solitaria]
» Las aventuras de Kopa y Kiara, una historia alternativa.
» Historia FM 08
» Historia del Real Burgos CF

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Twilight-saga :: FDR :: Zona de artistas :: Fan-fics-
Cambiar a: