Twilight-saga

Foro sobre la saga de Stephenie meyer
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 fic no fic

Ir abajo 
AutorMensaje
Zafrina

avatar

Cantidad de envíos : 325
Edad : 24
Localización : donde me necesiten mis amigo y sin mis amigas amazonas T.T
Fecha de inscripción : 10/12/2008

Personaje
Alimentación:: sangre humana pero a veces la desesperacion es mucha...
Especie:: clan de las amazonas
Nombre:: Zafrina

MensajeTema: fic no fic   Lun Sep 14, 2009 12:45 am

antes de comenzar el fic quiero decir que tiene que ver con vampiros, pero no con crepusculo. Más bien está ligado con Drácula
Terminó de explicarle el ejercicio de álgebra a su amiga y se llevó una mano al cuello al tiempo que reprimía un gesto de dolor. Se giró hacia su puesto luego de recibir las gracias de su amiga y recordó involuntariamente esa noche. Recordó fugazmente el fulgor de los ojos rojos que a veces creía ver en su ventana por las noches, cuando aun no corría las cortinas. Sacudió brevemente la cabeza y se concentró en su guía.
2x + y – 3z = -1
x – 3y – 2z = -12
3x – 2y – z = -5
Había comenzado el ejercicio sin problemas, pero de pronto se encontró a sí misma dibujando ciertos ojos, boca y cabellos que correspondían a ese ser. Nuevamente colocó su mano sobre las heridas pequeñas, pero profundas que tenía en el cuello.
Ya hacía tres semanas de aquel accidente automovilístico, pero en su mente seguía tan fresco como si el día anterior hubiese sucedido. Su padre había realizado una extraña maniobra para evadir el choque directo con el frente del camión se había desviado del camino correcto. El vehículo se volcó por el ímpetu del giro y su puerta se encontraba sin seguro. Aún no comprendía como era que se le había olvidado ponerlo si siempre lo hacía. Es más, le era una manía revisar el seguro durante el viaje, sea donde fuera que iban. La puerta, por el peso y la fuerza con la que la chica la golpeó en el momento, se abrió y la chica rodó quebrado abajo mientras el resto de su familia se encontraba inconsciente dentro del automóvil. Recordaba que la caída había sido muy dolorosa, que todo su cuerpo estaba crizado, que sus huesos rotos pinchaban duramente sus órganos vitales, que una costilla fracturada que atravesaba su pulmón le impedía respirar bien, que su cabeza (por alguna razón que hasta ahora desconocía) se encontraba en su puesto, que a cada rato chocaba contra algo duro que le destrozaba más el cuerpo. De pronto, sólo dolor. La caída había terminado, pero el panorama no era para nada alentador. Se encontraba ala fondo de una quebrada, agonizando dolorosa y penosamente, de noche, a la deriva. Con suerte, algún animal salvaje o doméstico que estuviese suelto, la encontraría y comenzaría a descuartizar por las heridas abundantes que tenía esparcidas por todo el cuerpo. Pero no podía morir aún. ¡Cuantas cosas tenía por hacer! Con dificultad se calmó y comenzó a respirar de forma más pausada para que el dolor no fuera tanto. Podía decir ahora, con aire (incluso) de ironía, que estuvo a punto de ver la luz al final del túnel, que escuchaba a los ángeles y demonios susurrarle al oído, que había alcanzado a ver a San pedro delante de la puerta dorada y con llaves en mano, listo para abrirle las puertas al paraíso. Podía decir también que en ese momento se encomendó a Dios con todo su ser, sea lo que viniera iba a ser Su voluntad, pero ahora ya no creía en Él. No después de lo que había sucedido. Una mano pétrea y fría acarició su mejilla que se acercaba bastante a esa temperatura. Luego sus recuerdos se volvían borrosos y confusos. Le parecía que en ese momento su fin estaba por llegar, pero no fue así. Entonces, percibió un líquido caliente, más ligero que el agua, de un sabor salado y metálico. No le bastó mucho para darse cuenta de que alguien le estaba dando a beber sangre. A medida que la tragaba y llegaba su organismo, se sentía mejor, el dolor descendía hasta volverse cero. Pudo distinguir, a la lejanía, el sonido de las sirenas de ambulancia. Abrió los ojos (que desde que el camión había cambiado su vía, los mantenía cerrados) y vio en la oscuridad un par de enormes y bellos ojos rojos, un cabello que caía desordenadamente por la frente y cráneo de la criatura, unos labios voluptuosos y rojos que estaban brillantes por cierta sangre, que en el momento no supo su procedencia, y unos inmaculados colmillos blancos que sobresalían sobre los labios.
Le era doloroso volver a la realidad para no seguir hurgando en esa maraña de imágenes. Miró de nuevo su ejercicio que sólo tenía un paso más que antes.

2x + y – 3z =-1
x – 3y – 2z = -12
3x – 2y – z = -5
2x + y – 3z = -1 / *-2
x – 3y – 2z = -12 /*3


Decidió sentar cabeza y hacer los ejercicios para la prueba de álgebra de unos días, pero no podía evitar decir que desde ese día sus notas se habían elevado. No se trataba de una mala alumna, pero sus calificaciones tampoco era excelentes.

– ¿Hay alguien dentro de esta cabecita? – preguntó Beatriz pasando su mano repetidamente por delante de los ojos petrificados de Pilar. La chica despertó de su mutismo casi instantáneamente.
– ¿Qué…! ¿Qué pasó?
– Sí, si hay alguien – se respondió a sí misma la niña con un suspiro de resignación.
– ¿Ah? – Pilar puso cara de no comprender nada.
– Olvídalo – le despachó con desdén melodramático Beatriz – Ya sé que no me quieres.
– ¿Ah? – repitió torpemente Pilar, pero con una expresión de alarma en su rostro - ¿Qué hice?
– Te estoy molestando – le dijo con aire evidente Beatriz.
Pilar volvió a callar y miró su termo de comida sin ganas de probar lo que allí venía. Contenía mucho ajo para su gusto.
Volver arriba Ir abajo
marie

avatar

Cantidad de envíos : 1226
Edad : 25
Localización : En saturn de leche! ^^
Fecha de inscripción : 13/11/2008

Personaje
Alimentación:: Sangre!!
Especie:: vampiro
Nombre:: Marie

MensajeTema: Re: fic no fic   Lun Sep 14, 2009 9:34 pm

jajaja...
sin comentarios zaf!
Volver arriba Ir abajo
 
fic no fic
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Twilight-saga :: FDR :: Zona de artistas :: Fan-fics-
Cambiar a: